Palabras de la Sra. Consuelo Vidal, Coordinadora Residente del Sistema de las Naciones Unidas en Cuba en la XVI Convención OTU-2018

 Palabras de la Sra. Consuelo Vidal, Coordinadora Residente del Sistema de las Naciones Unidas en Cuba  en la XVI Convención OTU-2018
2 Octubre 2018
Palacio de las Convenciones de La Habana, Cuba

Estimado Señor Samuel Rodiles Planas, Presidente del Instituto de Planificación Física.

Estimado René Mesa Villafaña, Ministro de la Construcción.

Estimado General Ramón Pardo Guerra, Jefe del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil.

Representantes y especialistas del Instituto de Planificación Física, de otros Organismos de la Administración del Estado, del Comité Nacional Hábitat y de los gobiernos locales.

Estimados colegas, invitados e invitadas,

En nombre del Sistema de las Naciones Unidas Cuba agradezco la invitación que se nos ha hecho para participar y compartir experiencias en este foro.

“El ordenamiento territorial y el urbanismo en apoyo a la implementación de la Nueva Agenda Urbana y el Desarrollo Sostenible” es uno de los desafíos claves para el mundo de hoy, que ha experimentado un crecimiento urbano sin precedentes. Actualmente, el 55 % de las personas en el mundo vive en ciudades. Según un nuevo informe de Naciones Unidas, se estima que esta proporción crecerá un 13 % más de cara a 2050, por lo que el desarrollo sostenible dependerá cada vez más de que se gestione de forma apropiada el crecimiento urbano, especialmente en los países de ingresos medios y bajos.

En Cuba, el 76% de la población vive en las ciudades y, según las proyecciones, ese número también debe aumentar en los próximos años.

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, marco internacional de acción y cooperación para el desarrollo, ha tenido en cuenta esta prioridad y así el aspecto territorial y el desarrollo local tienen impacto en más de las dos terceras partes de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible.

El Objetivo 11, “lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles”, es esencial para el cumplimiento de este Plan de acción global, y definitorio en la implementación de la Nueva Agenda Urbana.

Por su parte, el Objetivo 9, también de vital importancia para este evento, llama a: “Construir infraestructuras resilientes, promover la industrialización inclusiva y sostenible y fomentar la innovación”, una prioridad que nos recuerda las graves afectaciones provocadas por continuos fenómenos naturales extremos al fondo habitacional y a la infraestructura económica y social del país, y la necesidad de construcciones resilientes.

Decidir cómo se utiliza el suelo de las ciudades y hacerlo tangible en los territorios tiene una influencia directa en la calidad de vida de todas las personas.

La urbanización planificada maximiza la capacidad de las ciudades para generar empleo y riqueza y Cuba cuenta con capacidades para utilizar la urbanización como un instrumento de desarrollo. Así, Naciones Unidas ha destacado su papel como pionera en la adecuación de la Nueva Agenda Urbana a sus contextos locales.

Hemos conocido que el Instituto de Planificación Física ha sido reconocido con la prestigiosa distinción “Pergamino de Honor”, que entrega ONU Hábitat,  por la presentación del Plan de Acción Nacional para la implementación de la Nueva Agenda Urbana en Cuba 2017– 2036. Nuestras más sinceras felicitaciones.

Sabemos que en este actuar se han registrado lecciones aprendidas y retos por superar, el desarrollo de planes de acción y gestiones de financiamiento, la formulación de estrategias urbano-ambientales, la apropiación de metodologías de planeamiento urbano, el fortalecimiento de capacidades de instituciones nacionales y locales y el aprendizaje de experiencias entre ciudades cubanas.

Nos complace que ONU Hábitat haya acompañado a Cuba en la elaboración del Plan de Acción encaminado al fortalecimiento del ordenamiento territorial, urbanístico y de la gestión del suelo que permita a su vez implementar la Nueva Agenda Urbana.

Esta Agenda constituye la estrategia global que orientará el desarrollo urbano mundial durante los próximos 20 años. Es una guía que la ONU proporciona a los estados, pero son estos  los responsables de su correcta implementación, de forma coordinada entre los distintos niveles de Gobierno. Su propósito es lograr ciudades y asentamientos humanos inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles.

Cuba demuestra cómo a través de un trabajo técnico sistemático es posible avanzar en instrumentos para la obtención de impactos positivos. El Instituto de Planificación Física junto a otras instituciones nacionales, con el acompañamiento de Naciones Unidas, vienen trabajando en diferentes proyectos con el objetivo de alcanzar resultados en la urbanización, concebida esta como una herramienta para el desarrollo.

Sras. y Sres.,

Desde el Sistema de las Naciones Unidas se han impulsado proyectos que gestionan información, coordinan acciones a nivel local y promueven el uso de herramientas para fortalecer la incorporación de los temas ambientales en el ordenamiento territorial. Agencias de Naciones Unidas como PNUD, por ejemplo, apoyó la incorporación de los principios de Manejo Sostenible de Tierras en el Esquema Nacional de Ordenamiento Territorial al 2030.

UNFPA y ONU Hábitat también han apoyado el fortalecimiento de capacidades de Gobiernos nacionales y locales para gestionar el desarrollo local y UNESCO, junto a sus contrapartes, fomenta la protección, conservación y gestión del patrimonio cubano.

En otra de las prioridades para el país, la resiliencia urbana, PMA y PNUD han contribuido con el fortalecimiento de los Sistemas de Alerta Temprana en diferentes localidades y de las capacidades de Gobiernos para coordinar la gestión de riesgo de desastres a nivel territorial y reducir sus impactos en el hábitat.

Además, se ha brindado apoyo en el perfeccionamiento de metodologías como el Instructivo Metodológico del régimen urbanístico del Suelo, y el Plan General de ordenamiento Urbano, así como los esfuerzos de actualización del catastro rural y urbano.

Agradecemos al Instituto de Planificación Física por la oportunidad que nos brinda de poder compartir en este evento, junto a las instituciones cubanas, los resultados que se vienen obteniendo a través de la Plataforma Articulada para el Desarrollo Integral, PADIT, vinculados a una mejor planificación estratégica para los  Gobiernos locales y la medición del desarrollo territorial.

Considero importante reiterar que todos estos programas y proyectos del Sistema de las Naciones Unidas en Cuba se han concebido en diálogo con las instituciones cubanas, alineados con las prioridades del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social de Cuba hasta el 2030.

Una vez más, deseo reiterar la disposición del Sistema de las Naciones Unidas en seguir acompañando al Gobierno cubano en  sus planes de ordenamiento territorial y de urbanismo en apoyo a la implementación de la Nueva Agenda Urbana y los Objetivos de Desarrollo Sostenible, herramientas fundamentales para alcanzar el objetivo mayor de la Agenda 2030: que nadie quede atrás.

Muchas Gracias.

 Palabras de la Sra. Consuelo Vidal, Coordinadora Residente del Sistema de las Naciones Unidas en Cuba  en la XVI Convención OTU-2018
Autor: 
Carlos Alberto Álvarez González
Correo Electrónico: 
Elaboración Propia

Añadir nuevo comentario